Copa América: el dato de la final de la NBA que ilusiona a Argentina

0
118

Los antecedentes estadísticos algunas veces son una cuestión de “creer o reventar”. Lo cierto es que este sábado la Selección Argentina buscará cortar una racha de 28 años sin títulos internacionales en la final de la Copa América, nada menos que contra la Brasil de Tité y Neymar en el mítico Maracaná. En paralelo, se están disputando las finales de la NBA: este martes, mientras Dibu Martínez se les metía en la cabeza para siempre a más de un jugador colombiano, Chris Paul hacía de las suyas en Arizona para que los Phoenix Suns se pongan 1-0 arriba en la serie decisiva ante los duros Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo. Y por más increíble que parezca, hay un antecedente directo entre estas dos definiciones que puede ilusionar a más de un argentino.

Antes de este arribo a las finales en 2021, los Suns no llegaban a la cita máxima de la NBA desde 1993. En ese año, un equipo compacto liderado por un intratable Charles Barkley dominó la temporada regular con 62 victorias y se hizo camino hasta las finales de liga. Pero allí, la experiencia de los Chicago Bulls fue demasiado para el “equipo del valle de Arizona”: la escuadra comandada por Michael Jordan y Scottie Pippen se quedó con la serie en seis juegos para alzarse con el que sería el primero de dos tricampeonatos.

Ese mismo año, la Selección Argentina ganó su último título internacional: la Copa América disputada en Ecuador. El conjunto liderado por Alfio Basile contó con un Sergio Goycochea inspirado en las tandas de penales de cuartos y semifinales y un Gabriel Batistuta imparable en la final, anotando los dos goles del 2-1 ante México.

A partir de allí, la suerte fue esquiva en ambos casos. La Selección Argentina coleccionó finales perdidas, destacándose especialmente la del Mundial Brasil 2014 ante Alemania en alargue. Los Suns nunca lograron imponerse de vuelta en la Conferencia del Oeste, a pesar de contar con equipos bien armados y superestrellas como Steve Nash.

Sin embargo, los Suns ya lograron revertir su sequía: tras años de reconstrucción alrededor de un jugador que ya es mucho más que una promesa como Devin Booker, este año apuntaron a dar un salto definitivo de calidad con la llegada de Chris Paul y los resultados fueron inmediatos. Phoenix tuvo el segundo mejor registro en temporada regular; en los playoffs se cargaron en fila a candidatos al título como Los Ángeles Lakers, los Denver Nuggets de Facundo Campazzo y Los Ángeles Clippers. Y en este momento están 1-0 en las finales ante Milwaukee Bucks.

La Selección Argentina, por su parte, sin que le sobren apellidos rutilantes como en el pasado y con un técnico que suele ser cuestionado como Lionel Scaloni, encontró su camino a la final y el sábado buscará volver a gritar campeón. ¿Servirá el antecedente de Phoenix? Creer o reventar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí