La Justicia dictó la prisión preventiva para los nueve policías detenidos por la muerte de Alejandro Nicolás Martínez (35), ocurrida el 18 de noviembre en una comisaría de la localidad balnearia de San Clemente del Tuyú.

Así, todos seguirán presos en las distintas dependencias bonaerenses donde fueron alojados, salvo una oficial que fue beneficiada con una domiciliaria.

Esto comentaba Betiana Isaurralde en La Primera Mañana de Radio Noticias:

Compartir