El cadáver de Eugenia Montenegro, a quien su familia había visto por última vez un día jueves en la ciudad de General Madariaga fue encontrado tiempo después debajo de una cama de su propia casa. El hallazgo horrorizó a la región y el caso comenzó a tener impacto a nivel nacional.

El cuerpo de la joven de 22 años y madre de dos niños de una relación anterior, presentaba al menos 15 puñaladas entre pecho y cuello y evidencias de que había transcurrido un tiempo prolongado entre la violenta muerte y su hallazgo.

En este marco, familiares de uno de los detenidos se expresaron el Radio Noticias y dieron su versión de un hecho que sacudió a la comunidad madariaguense.

La familia de Sergio Javier Montenegro, quien pese a tener el mismo apellido que la victima no tiene vinculo de sangre, niega todas las acusaciones y pide que la justicia no detenga a un «perejil»Dale play al video:

Compartir